Nerfeadas

Introducción

Irene ‘Naril’ Alvarado es programadora de videojuegos. «La mayoría son hombres», cuenta Alvarado. Ella es una de las más de 20 entrevistadas por Marina Amores, periodista especializada en abordar el mundo gaming con perspectiva de género. Otra de las participantes es Valeria Castro, fundadora de Platonic Games y presidenta de DEV desde 2019, asociación que representa a las principales empresas desarrolladoras de videojuegos en España.

«Castro recopiló los comentarios que recibió al anunciar su cargo y dejó patente que el machismo es un problema innegable», declara a cuartopoder Marta Trivi, guionista del documental Nerfeadas y periodista especializada en videojuegos. «El nombramiento de Valeria es especialmente interesante al ser empresaria de éxito y desarrollar para móviles, una plataforma que en España está especialmente denostada y que se relaciona con mujeres que juegan de manera más casual», explica la redactora cultural. El equipo de Nerfeadas desgrana el sexismo en el negocio. «El problema es que no se las visibiliza y solo se les pregunta por feminismo, no por su trabajo», valora Trivi.

Los espacios no mixtos

Los espacios no mixtos es uno de los debates que ya planteó en 2015 Marina Amores en su documental Mujeres + Videojuegos. En cambio Marta Gil, ex presentadora de la Liga de Videojuegos Profesional, apuntaba al condicionamiento social. Para Trivi separar por géneros no es lo ideal sino un paso intermedio. Hace tres años Marina Amores impulsó Gaming Ladies, un punto de encuentro para aficionadas y profesionales del gremio.

Y un revuelo que para Amores le dio más argumentos de por qué era necesario esta propuesta. De hecho, tras Mujeres + Videojuegos, Amores repitió el formato preguntándole a los hombres sobre si habían sido víctimas de acoso por parte de mujeres. El activismo feminista de Amores en los videojuegos sigue levantando ampollas.

 
Por ejemplo, en la representación de mujeres en videojuegos, como es el caso de la Lara Croft mucho más humana y compleja elaborada por la guionista Rihanna Pratchett en Tomb Raider. «Me ha chocado que la mayoría de estudiantes de desarrollo tenía miedo a participar por si se les cerraban puertas y las que se han decidido ha sido de forma anónima», confiesa Trivi.

En el documental que subieron a YouTube han desactivado los comentarios, lo que da a entender que no les interesa saber la opinión de otras personas al respecto. Por otro lado hay gente que seguro escribiría comentarios ofensivos y sin ningún sentido en lugar de expresar su opinión frente al tema, si lo pensamos de esa forma tiene todo el sentido del mundo que desactiven los comentarios.

¿Qué te ha parecido el documental? cuéntanoslo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: